lunes, 24 de marzo de 2014

Gestando una idea de negocio

Clase 01.

Son exactamente las 11:30 p.m. del día domingo y me encuentro tan emocionado por este curso que el sueño o descanso que podría tener queda menoscabado por la adrenalina de esta nueva aventura. Hoy, me encuentro gestando esta nueva idea, tengo la confianza y seguridad de que llegará a su meta u objetivo. Tengo mucha confianza en mi mismo y en la forma como lo estoy llevando que nada de lo que digan algunas personas pesimistas pondrá en riesgo este gran comienzo.

Te das cuenta como tengo tanta confianza en mi idea de negocio y aunque no te he dicho con exactitud de que se trata, se puede ver a lo lejos que al menos tendrá un buen parto o nacimiento por la excesiva confianza que le doy.

Imagínate que pasaría si una mujer que se acaba de dar cuenta que será madre comienza a dudar sobre el futuro del bebé que lleva dentro. Se haría preguntas como... ¿Y ahora que hago... si no lo puedo mantener? ¿Tendré que dejar de estudiar por culpa de este embarazo? ¿Si mis padres no me apoyan que hago? ¿Si mi pareja no quiere tener un bebé... me dejará?, etc. Tenlo por seguro que ese bebé ya de por si, antes de nacer, ya tiene muchas cosas en contra que no lo dejarán realizarse en el futuro, si es que llega a tener un futuro.

Exactamente igual pasa con una idea de negocio... Existirán muchas preguntas al respecto... ¿Y ahora que hago... si no lo puedo financiar y sostener en el tiempo? ¿Tendré que dejar de laborar en mi trabajo actual para seguir con esta idea? ¿Si mis amigos o personas mas cercanas no me apoyan con el producto, a quien se los vendo? ¿Si mi socio no es leal conmigo... me abandonará?, etc. Antes de que te inundes con tantas ideas negativas... primero convéncete tu mismo que es una muy buena idea de negocio.

Como te expliqué en el post anterior, no pienso entrar mucho en conceptos entre-buscados pues para eso solo tienes que colocar el título "Idea de negocio" en el buscador de google y listo, tendrás cuchocientos mil post para leer. Mi idea no es que te enfoques en los conceptos, mi idea es que entiendas esos conceptos... que entiendas la idea sin entrar en conceptos confusos.

No quiero que me describas el café, su color o textura, lo que realmente quiero es que me puedas decir que sentiste al tomar esa taza de café.

Pero para que mis colegas que pueden estar leyendo este post no se sientan defraudados o para algunos conceptualistas que necesitan de los conceptos para seguir respirando... les diré lo siguiente:

"Una idea de negocio es un pequeña fracción de segundo en donde entrelazas situaciones y mecanismos de respuesta de una manera muy rápida y en la que viajas al futuro para encontrarte en una situación diferente y mejor de la que estas en este instante."

¿Tengo razón... o estoy loco? ¿No me crees? Te lo explico...

Cuando tienes un problema o te encuentras en una situación de desesperación por encontrar una respuesta a tu dilema ya sea de dinero u otro, tu cerebro trabaja a mil por hora de forma que entrelaza situaciones futuras, eventos que todavía no han sucedido, crea mecanismos de respuesta para cada evento y en un pequeño haz de luz, y de un tiempo muy corto, se produce una pequeña e inocente idea. Esta idea se asemeja al ovulo recién fecundado por el esperma (de una forma figurativa) de manera que es muy frágil en sus primeros inicios y necesita tanto de tu amor propio para cuidarlo y hacerlo grande como de alejarlo y cuidarlo de algunos estímulos externos que puedan comprometer su gestación normal y saludable.




Muy bien, dejemos de conceptos y entremos en el dilema de la corta vida de una idea de negocio o de la larga y prospera idea que al final se convierte en proyecto de inversión... según quien la este gestando en ese instante.

Me imagino que la mayoría de personas que están leyendo este post es por que quieren aprender a hacer un negocio y no saben como realizar el primer paso. Cada persona tiene en este momento un sin fin de motivos por los cuales desea realizar un negocio de inversión. Algunos tendrán cuentas personales que con su trabajo actual no lo pueden cubrir. Otros tal vez ni siquiera tengan un trabajo estable e intentan buscar algo por este medio. Tal vez tu seas de los que paran metidos en el internet y creen que sentados todo el día sin realizar un esfuerzo físico o mental... el dinero llegará solo. O tal vez seas un colega mío que usualmente leen los blog para criticar y no contribuir en nada para el cambio de nuestra sociedad. En fin...

"El primer paso para realizar una idea de negocio... es simplemente gestar adecuadamente esa idea inicial y primaria."

¿Que significa gestar?, pues simple... llevarla contigo, dentro de tu ser y brindarle todos los cuidados necesarios para que no muera en el intento por nacer.

Esto significa que de acuerdo a tu nivel de enfoque o de desesperación por tu propia situación o de tu ambición de progreso... nacerá dentro de ti y de una forma rápida e inesperada, una IDEA DE NEGOCIO. Esa idea de negocio llegará a ti para indicarte de que forma crees tu que podrás salir de esa situación agobiante. Cualquiera que sea la idea que se te presente en ese instante, cuídala y hazla crecer.

Enseguida de tener esa gran idea, te darás cuenta que necesitarás contárselo a alguien o a muchos, y verás que para muchos esa idea no tiene forma. No comparten tu entusiasmo, no comparten tu visión, no comparten tu alegría, no comparten tu sueño. En muchos casos ni tu propia familia te dará la bendición. ¿Y sabes por qué? Por que para muchos, nada fuera del sistema es bueno, nada fuera de lo común es necesario, nada sin un papel o cartón profesional que avale tu idea puede ser algo bueno. Las personas se han acostumbrado a que un cartón profesional debe ser suficiente para creer todo lo que tu dices. Si tuviste una idea de negocio algo fuera de lo común, te criticarán de acuerdo a tu nivel profesional... si eres administrador, titulado o egresado de las aulas universitarias, todavía podrán creer en tu idea. Pero si no eres nada profesionalmente hablando... te encierras con tu sola idea pues nadie creerá en ti.

Las mejores ideas de negocios salen de personas como tu y yo... pues los grandes profesionales, acreditados en su basta carrera profesional por niveles académicos de rimbombantes títulos solo sirven para llenar los bolsillos de los grandes empresarios y dueños de los imperios transnacionales. Estos profesionales son muy buenos en su trabajo, pero no se arriesgan a jugar el verdadero juego del dinero y de la vida.

Por eso mi estimado amigo, cuando tengas esa idea de negocio, cualquiera que fuere por ejemplo: desde poner un restaurant sin que sepas cocinar ni un huevo, hasta llevar cervezas por delivery los fines de semana; o implementar una farmacia siendo tu un abogado; juntar a tus vecinas del barrio y crear una subcontratista de limpieza, o por último abrir la puerta de tu casa y colocar una bodega en tu sala. En fin, nada es una idea mala, por eso cuando lo tengas claro no permitas que nadie intente desmoralizarte con comentarios mediocres de perdida o falta de tiempo. La idea nació en ti y solo tu eres responsable si le das luz verde o la detienes momentánea o definitivamente.

Te voy a decir algo que muchos colegas no lo dicen pues creen que es síntoma de que estas hablando locuras y en especial si eres profesional no eres bien visto por estos temas. Todo nuestro mundo es mental y se acopla rápidamente a lo que nuestra mente y las del resto puedan enfocarse para crear una nueva realidad. En ese sentido... tu idea nació en tu mente, por lo tanto en tu mente tu crees que es una buena idea de negocio y crees que con esto podrás salir de tu problema económico. Si crees esto firmemente, no te alejas de tu idea a si los demás te digan que es mala, y te enfocas en creer que a la larga esa idea será estupenda, y es más, constantemente piensas en que ya saliste del problema gracias a esa idea de negocio... déjame decirte que ya tienes un 50% de probabilidad de que esa idea se haga realidad para bien. Te digo 50% por que el otro 50% dependerá de que si esa idea de negocio es viable y factible o no lo es.

Si tu idea de negocio cumple con las condiciones de Viabilidad y Factibilidad, entonces ya tienes un motivo para celebrar tu comienzo al éxito. Por otro lado si no cumple con las dos condiciones, entonces no significa que sea mala la idea, solo que tal vez no es el momento para esa idea, tal vez deba esperar un poco más para encontrar solución a esos factores que en ese momento no cumple.

Sobre la Viabilidad y la Factibilidad hablaremos en otros capítulos mas adelante, por ahora solo nos estamos enfocando en la gestación de la idea y procurar que no muera en el intento por nacer.

Si ya realizaste una buena gestación de tu idea de negocio y ya la cuidaste de las malas influencias negativas y pesimistas... pues entonces ya es tiempo de que la dejes salir para plasmarla en escrito y darle forma a todas sus cualidades para que se convierta en un plan de negocio.

Recuerda que tu y solo tu eres el dueño de tu vida... por lo tanto tu eres el único responsable si te va bien o no.

La condición en la que hoy te encuentras es producto y resultado de las acciones pasadas que has acumulado hasta hoy. Por lo tanto si hoy sientes que esa idea de negocio es buena aunque los demás te digan lo contrario... sientes asa acorazonada y quieres plasmar en escrito esa idea. Pues hazlo, tu eres el dueño de tu destino, éxito o fracaso.

Como conclusión: Piensa en la situación en donde te encuentras, siente la necesidad de dinero u otro motivador de enfoque, ten un haz de luz y concibe una idea de negocio, cuídala, protégela, dale puros pensamientos positivos, auto sugestiónate con la idea de que resultará satisfactorio esa idea. Y por último déjala nacer pues ahora se enfrentará a la dura tarea de ser estudiada y parametráda para ver si es viable y factible o es solamente una idea prematura que no dará resultado a la larga.

Espera mi siguiente post para estudiar netamente la idea de negocio y los estudios que en ella se hacen para ver si es rentable o no. Mientras te recomiendo pensar en alguna idea de negocio, centrada o loca que mas da mientras sea netamente tuya. Te daré una semana para que pienses en ello y me dejes tus comentarios o consultas... también tus criticas, no importa. Si la vida no tuviese criticas, no podríamos crecer intelectual y espiritualmente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada